Los Espejos en Feng-Shui, son empleados para realzar el “chi” o modificar su presencia, ¿A qué nos referimos?…

Pues bien… los espejos son considerados como ventanas o puertas y por ello, hay que usarlos con mucha prudencia, ya que son superficies reflectantes, que amplifican las corrientes de energía.

Los Espejos se consideran como ventanas o puertas

¿Y esto qué quiere decir?…pongamos un ejemplo, imagina que entras en una habitación e inmediatamente te encuentras con un espejo que está ubicado frente a la puerta por la que estás accediendo…el espejo refleja la energía (“chi”) que entra por la puerta, con lo que está desplazando el “chi” que entra, hacia fuera, no permite que acceda al interior, con lo que está desvitalizando el espacio que debería nutrirse de “chi” .

En el dormitorio ¿es bueno poner un espejo?

En los dormitorios está totalmente desaconsejado instalar espejos, ya que el sueño requiere de una energía ordenada y apacible, por eso, si tienes algún espejo en tu habitación lo recomendable sería que lo mantuvieras tapado durante la noche. Una buena idea, sería si tienes un armario plagado de espejos, instalar unos estores en la parte superior del techo, para bajarlos durante la noche y así quedarían tapados y durante el día al subirlos, podrías seguir utilizando tus maravillosos espejos 😀

¿Y los espejos rotos?

Es muy importante deshacerse de espejos rotos o deformados, esto se debe a que según el Feng-Shui, una espejo roto o deformado distorsiona la energía que se refleja en él y no de forma positiva.

Los Espejos muy antiguos

Tampoco se recomienda tener espejos muy antiguos, sobre todo si han pertenecido a lugares o personas que no tuvieron buen Feng-Shui, ya que los espejos son como pequeños rollos de película que captan y guardan las imágenes que pasan ante ellos.

No es recomendable…

No se recomienda que los espejos para vernos que tenemos en el baño o el vestidor, queden muy altos o bajos, obligándonos a tener que elevarnos para poder vernos, ya que ésta situación puede reflejar esfuerzos constantes para poder alcanzar nuestras metas, al contrario ocurre cuando tienes que agacharte para mirarte al espejo, ya que indica que tienes que bajar la cabeza o humillarte ante algunas situaciones de nuestra vida diaria.

Eso sí, podemos utilizar los espejos para reflejar imágenes o zonas con buen Feng-Shui.

Lorena Romero de “Sana Tu Espacio”

Contáctanos para cualquier duda o consulta.